domingo, 7 de marzo de 2010

LA NOCHE ME BESA


LA NOCHE ME BESA

Me besa... la noche me besa...
muy suave y muy lento...
su ternura es mi aliento
su entrega es mi puerto
su boca se posa
me da mil contentos
se oyen latidos
entre mis silencios
me funden sus besos
allende mis sueños...


La noche me besa
muy suave y muy lento
se oyen gemidos
entre mis silencios
me lleva a tu encuentro
por el firmamento....


la noche me besa
muy suave y muy lento...
me entrega tus besos,
y los atesoro
dentro de mi pecho...

Karla Bouvet

5 comentarios:

  1. Ay mi felina bella!!! que hermoso poema,mmm esa noche coqueta que te trae sus besos,me la podrias prestar?? jejeje

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa!
    Que intensa esa noche, que de entrega, que de besos!, sensual, tierno y apasionado, me gusto mucho este poema.
    Besos
    te amo
    Vickie

    ResponderEliminar
  3. yo no pedo decir como pentry"ay mi felina bella"pero si decirte que noche mujer!!!!!!
    que poema.

    ResponderEliminar
  4. Bello poema mi querida amiga,
    vaya a esas tierras mis besos.
    Pepe Cercas

    ResponderEliminar
  5. Bello poema compartes en este encantador blog, Karla.
    Un placer leerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Los perros tiene dueños; los gatos personal de apoyo.

Los perros tiene dueños; los gatos personal de apoyo.
¡Miiiaaaauuu!
Loading...
Loading...

LA ISLA DEL GATO

LA ISLA DEL GATO
♥···Con su pareja···♥

Seguidores

Archivo del blog

Un gato en la obscuridad

Mi foto
Soy como un gato que pasa las noches en el tejado...amando, orando, leyendo, escuchando, comentando, platicando, soñando, fantaseando, escribiendo...¡Disfrutando! Creo en Dios como el verdadero creador de todo y amo su creación., por lo tanto, me amo como lo mejor que tengo y creo que siempre puedo mejorar y amo a mi prójimo como a mí misma. Soy una mujer muy apasionada, dulce y romántica. Amo intensamente, perdono facilmente, olvido contundentemente., tanto así que puede resultar devastador para aquel que se confía en los primeros dos puntos y alcanza a arañar mi espíritu., cosa que a nadie le permito. Aplico la regla de oro aun con quienes ni idea tienen de lo que significa esta.